miércoles, 21 de marzo de 2007

Product (thinking) placement

Lo más interesante de esta noticia no sólo es corroborar el éxito de una estrategia publicitaria vieja y nueva como el Evangelio. Pensad en la cantidad de ideas que se venden en las series, en las películas y en las novelas. El entretenimiento es vehículo de productos y de pensamiento. Aunque sea una perogrullada, conviene recordarlo.

Podéis leer más sobre esto aquí y aquí.

3 comentarios:

Sincopado dijo...

Me gusta el concepto: thinking placement. Es muy cierto que detrás del entretenimiento podemos encontrar opiniones y modos de entender el mundo incrustados, el problema es que siempre se piensa: bah, sólo es ficción, y se pasa por alto.

Nahum dijo...

¡Joer, hay que ver cómo nos vendes la moto, sintomático!

Magapola dijo...

A mí ahora me da pena que la cultura se llene de publicidad... De la tele me espero de todo.