domingo, 22 de marzo de 2009

La Rebelión de los Distintos*



2119. Dos millones de malformados, ciegos, sordos, down, paralíticos y todo tipo de personas con alguna discapacidad se manifiestan por las calles de New York. Exigen que el Estado retire el proyecto de ley sobre la protección de la especie humana, una legislación polémica que les convertirá en ciudadanos de segunda. En las miles de pancartas reclaman su derecho a relacionarse, tener hijos biológicos y trabajar en cualquier ámbito profesional. Desde comienzos del siglo XXI, cuando los avances científicos permitieron la selección genética, el diseño embrional y el descarte de los fetos malformados, este colectivo ha estado en el punto de mira. "¿Qué vida merece la pena vivirse?". "¿Somos una simple agrupación incorrecta de células?", "¿Quién decide qué es más humano? ¿Tener todos los miebros sanos?". Las preguntas y las quejas de los distintos suenan por las calles de Manhattan. La Asociación de Enfermos Psiquiátricos ha manifestado su apoyo y exige también que el proyecto de ley se detenga: "Si el parlamento lo aprueba, habrá una rebelión sin precedentes". Este colectivo representa a los presos precriminales, un grupo de personas que viven recluídas porque su código genético les predispone a una psicopatía criminal.

-----
*A esto le llamo yo tener una mañana de domingo apocalíptica.
----
*Lo que quise escribir aquí, que no me salió para nada, se cuenta muy bien en estas excepcionales películas:
1. Hijos de los hombres (2006), de Alfonso Cuarón.
2. Minority Report (2002), de Steven Spielberg.
3. Gattaca (1997), de Andrew Niccol.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y las mujeres que murieron por un embarazo de riesgo? ¿También salen a la calle? Pobres, ellas no pueden. Además, ellas no contarán con el apoyo de la Iglesia, que le pide dinero a los pobres para que lo disfruten los ricos "enviados de Dios a la Tierra". A todo esto, un reconocimiento a los verdaderos creyentes que ponen sus vidas en juego (África, América Latina, etc.) y no viven rodeados de oro.

Sintomático dijo...

Gracias por tu comentario, anónimo.

Nahum dijo...

Joer. ¡A mí me da miedo!

La selección genética me suena a Dr. Mengele y cosas así...

Anónimo dijo...

Si. Gracias a Anónimo por aportar su punto de vista... lástima que suene a tópico y huida del problema. ¿Cuántas de esas mujeres que murieron en embarazos de riesgo lo hicieron sabiendo lo que querían? ¿Cuantos son los abortos por riesgo vital para la embarazada? ¿Es mas arriesgado seguir con el embarazo o abortar? Es muy fácil recurrir al tópico de la Iglesia y sus riquezas, pero eso no soluciona el problema, y no debería tranquilizar nuestras conciencias. Por cierto, ¿Sólo se puede ser creyente en África?. Arturo