lunes, 19 de febrero de 2007

La vida como simulacro



Han inventado un simulador gráfico para superar el trauma de la guerra. El psicólogo Skip Rizzo (yo creo que es Vila-Matas haciéndose pasar por otro) lo explica: "El paciente se involucra en una experiencia muy interactiva en la que se intenta revivir la situación traumática, pero en un entorno de apoyo". Y ahora no dejo de acordarme de los exámenes simulacro que hacen algunos colegas para ayudar a los alumnos a mentalizarse y a probarse antes de los finales. De los simuladores de hipotecas que ofrecen los bancos en internet para que calculemos el precio de nuestra condena. De los simulacros virtuales de relaciones sociales, como el chat o el blogging. Nos permiten ensayar de todo para evitarnos el trauma del fracaso, para decirnos si podemos llegar al éxito o no, si merece la pena intentarlo. Y a veces nos creemos eso de la vida como simulacro, como si fuéramos a tener otra oportunidad para corregir los errores. Mientras, el reloj avanza, cumplimos años, aparecen las canas y la vida pasa.
¿Cómo era aquella frase de John Lennon?

7 comentarios:

Sincopado dijo...

melgar da el gran salto.

martin dijo...

La frase de John Lennon es algo así como la vida es ese túnel de lavado de choches que va pasando mientras vas haciendo planes. Creo.

sintomático dijo...

¡Ja, ja, ja! Buena, Martin.

Nahum dijo...

Necesitamos dos vidas: una para vivir y la otra para equivocarnos.

Magapola dijo...

Vaya, me acabas de deprimir con tu éltima frase: "Mientras, el reloj avanza, cumplimos años, aparecen las canas y la vida pasa". Mientras me ha surgido la siguiente pregunta: ¿también hacemos simulacros en el amor? Me refiero a que si nos entrenamos para cuando haya "fuego", si hacemos simulacros de pasión encendida cuando la verdad es que no la hay, pero la esperanza de que "¡la habrá!" nos hace prepararnos... ¿Y si no llega? ¿Y si simulamos vivir apasionadamente, simplemente? En fin, en mi empresa vamos a hacer un simulacro pronto, soy del equipo de emergencia y evaciación: ¡apagaré todo lo que se encienda!

Álex dijo...

Saludos a todos. Con vuestro permiso (y con el de Miguel especialmente), me uno desde Pamplona y a través de mi hermano, a este foro. Soy nuevo en esto de los blogs, pero tiene buena pinta. He intentado incluso hacer uno (estelasdesociedad.blogspot.com) al que, por supuesto, estáis todos invitados. No sé si será sólo un simulacro de uno más ambicioso, o morirá dentro de poco (¡ay, ese inexorable reloj!), pero una de las cosas bonitas de las "probatinas" es que te permiten equivocarte más de una vez en el mismo sentido...

sintomático dijo...

Bienvenido, Alex. Qué alegría tenerte por aquí. Seguro que no será un simulacro. Ánimo con el proyecto, te seguiremos.

Magapola, en eso del amor, los simulacros suelen ser la constante: el problema es que el campo de batalla acaba lleno de soldados moribundos después. Siento la depre... Entiéndeme, el otro día fue mi cumple y no he acabado de asumirlo: me queda un año para los 30.