viernes, 16 de febrero de 2007

Desconfía de los lavachoches


Hay asignaturas pendientes eternas: correr todos los días un poco para quitarse esos kilos de más, llamar a la madrina, lavar el coche con frecuencia, organizar una cena con antiguos amigos del colegio, ayudar a mamá a recoger sus poesías en el ordenador, reordenar los libros y las películas de las estanterías, cortar el césped cuando toca, continuar aprendiendo inglés… Son cuentas pendientes que nunca acaba uno de saldar. El otro día escuché en la radio uno de esos anuncios que prometen aprender inglés en muy poco tiempo con el método del Doctor Doolittle, o como se llame. Y se me ocurrió que, además de ver las películas en versión original (cosa que hago desde hace años), podía bajarme un par de archivos de listening del eMule. Al llegar a casa, ufano, encendí el ordenador y conecté el programa. Tecleé “Toefl Listening” y pinché en comenzar búsqueda. Lo de toefl fue por asegurar la calidad. Dejé al ordenador que trabajara.
Al cabo de unos días, volvi a meterme en el programa para descargar un par de canciones de Paul Westerberg y del grupo Sufjan Stevens. En el apartado de documentos descargados descubrí que ya disponía de la sesión de listening de Toefl. Me alegré y, para comprobar que funcionaba correctamente antes de meterlo en el iPod, lo abrí. Tardó unos segundos en arrancar. Para mi sorpresa, el archivo no era sólo sonoro. Qué interesante, me dije, es una sesión de vídeo. Estupendo, más divertido aún. Pero no había títulos, ni introducciones. El primer plano era el de un señor, con pantalones vaqueros ajustados y torso desnudo, tipo tarzán, que portaba un cartel en inglés: “Car Wash / 5$”. Vaya, pensé, una sesión de listening en vivo, en plena calle de San Francisco, por ejemplo. Pero me olía mal. Entonces, adelanté la pestaña del tiempo un poco: una ranchera azul para delante de tarzán, la cámara que le acompaña se acerca y enfoca en el interior. Una rubia teñida sonríe y anima al tipo, con un inglés más bien cavernícola, a que suba al coche. “Creo que esto no va de listening”. Para confirmar mi sospecha, volví a adelantar la pestaña un buen tramo del vídeo. Efectivamente, no había ninguna conversación, pero los protagonistas eran tarzán y la del bote. Apagué el vídeo y me puse a escuchar a Paul Westerberg: As far as I know (álbum, Folker), que enseña mejor inglés.
Y yo que pensaba que sería bueno afinar el oído.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Lavachoches? ¿Sólo te has atrevido a introducir una de las dos erratas necesarias en el título?

¿Toefl? ¿Esos no eran los caramelos de cafeconleche que se quedaban pegados en las muelas durante varios lustros?

¿La pestaña del tiempo? Ya tengo título para cuando escriba una novela.

Ander (no me deja firmar; no me extraña)

sintomático dijo...

Estaba esperándote. Me río y la gente me mira. Te lo he puesto a huevo, con perdón.

Anónimo dijo...

Ahora pienso, Miguel, que quizá el problema venga por la falta de una tilde.

Es que me he acordado de aquel cartelito fotocopiado y pegado en las farolas de media Pamplona: "Profesora nativa enseña ingles".

Relee bien el archivo que te bajaste, a ver si va a ser eso.

Ander Big Muzzy

Nahum dijo...

Practical lesson:

"From Fucker to Folker" (Mike's transition)

sintomático dijo...

¡Hala! Cómo os sobráis. Por cierto, lo del título y la doble 'ch' os prometo que fue sin querer. Luego, cuando advertí la errata decidí no cambiarla.

Da para mucho chiste fácil. Por ejemplo, la sesión de listening no era de inglés, sino de francés.

martin dijo...

Yo he visto ésa que cuentas. Está bastante bien. El argumento es sólido, las interpretaciones son correctas, buena iluminación...
Además follan bastante. Un nuevo clásico, como Desayuno con diamantes...

mr. shy dijo...

Para aprender inglés cantando, ponte la de "Bobby Brown" de Frank Zappa. Ya que nos ponemos estupendos...

melgar dijo...

¡Ja, ja, ja! Esa película tenía pinta de ser cine de autor, alguna de las que recomienda Nahum a sus pupilos... Para descargarte música, lo mejor, soulseek, para aprender inglés, el aquarius de raphael.

martin dijo...

hay una del príncipe gitano...
In the ghetto (perdonen las faltas de ortografía), eso sí que es inglés.
Victor Manuel, tú no sabes inglés