miércoles, 17 de enero de 2007

Saviola


Este chaval me cae bien. Digo chaval porque nació en 1981 y yo en el 78. El tipo tiene madera y quiere jugar de titular, pero no le dejan en Barcelona. Cuando le dan minutos de juego demuestra que es un gran futbolista. Qué desperdicio en el banquillo. No sé qué problema tendrán Frank o Laporta con él, pero da pena que no lo quieran. Ayer hizo un sombrero de tres picos o tres sombreros de copa, según el escritor que más nos guste (Pedro Antonio de Alarcón o Miguel Mihura), y de paso reivindicamos un poco lo nuestro, lo que no fuimos o lo que quisimos ser. Creo que si sigue así le van a dar otra oportunidad y lo van a renovar en junio. Si me equivoco, rectifico. Por cierto, ¡Piterman kanpora! Pero también de España, por favor, no vaya a ser que un día le de por comprar el Real Murcia Club de Fútbol.

3 comentarios:

Peter dijo...

¡El primero lo metió con la mano!

Nahum dijo...

Me cagüen, para una vez que Ramón Calderón te da el post hecho... ¡vas y te enzarzas con el conejito!

¿Error estratégico?

sintomático dijo...

No, no es un error. Es un tema para dejárselo a los Buenafuente, Hache, Losantos y demás titiriteros.

Para este blog una broma manida sobre Caldereta es demasiado hablar sobre Real Madrid. Así te demuestro que soy más pro-Barça que anti-Madrid.

De todos modos, dicen que Calderón va a fichar como presidente por el Boca-zas Junior.