martes, 16 de enero de 2007

En picado


Acabo de terminar En Picado (Nick Hornby, 2006, Anagrama), un buen manual de instrucciones para no tirarse desde la azotea, con bastante sentido del humor, unas dosis de derrota y un poco de luz nada sensiblera al final. La historia la cuentan los cuatro protagonistas en forma testimonial, que se alternan para narrarnos desde sus puntos de vista singulares cómo tratan de salir del agujero. Para leer entre el 31 de diciembre y el 31 de marzo.

13 comentarios:

Manoliño Captura dijo...

Una maravilla de libro. Como todos los de Nick Hornby.

llenadevanidad dijo...

Lo meto a la cesta de la compra para La Feria del Libro de Madrid, por junio, que entra dentro de la temporada que nos has indicado. Mientras, intentaré rebajar la pila de libros que me quedan pendientes de leer.

Nahum dijo...

En esta ocasión, ¿hay recomendaciones musicales dentro del libro?

Seguro que mete el "sin noticias desde el fin del mundo" de McRae, jeje.

sintomático dijo...

Claro que las hay, pero no indaga demasiado en ellas. Ten en cuenta que uno de los protagonistas, almost sucidida, es un norteamericano que ha roto con su novia y con su banda de rock. El tipo, JJ, habla de Raymond Carver, de Richard Yates y de otros campos semánticos sintomáticos constantemente.

PD. Me han gustado, pero debo trabajarlas más.

Ander Izagirre dijo...

Suicidio: matar a un ciudadano helvético.

En picado, yo también.

Nahum dijo...

Joer, Ander, ¡cómo has vuelto de Marruecos! Se ve que en árabe o francés no podías hacer muchas bromas y ahora las vas a soltar todas juntas, eh.

Jeje.

sintomático dijo...

¡Qué habrá estado fumando en Marruecos!

eresfea dijo...

Sintomático, comprendo que es difícil detenerse en un autor... Pero con Hornby había que parar hace tiempo. ¿Desde que reunió obsesiones musicales y cuentos ajenos? Leer a Hornby hoy en Inglaterra es como escuchar a Victor Manuel y Ana Belén en España.
Lee a Tolstaya, En busca de la armonía y otros relatos. Te gustará más.

gusiluz75 dijo...

Sintomático, a mí el libro me gustó, bueno, hasta la mitad. Luego cae un poco en picado sobre todo la historia de Jess (no sé, le faltaba algo). Jm no pasó de la hoja 100.
Prometo renovar mi blog pero por ahora sólo tengo tiempo para soltar comentarios en los de los demás. Ah, Marimerchu se marcha a Austria pero a la vuelta ha prometido darnos de cenar en La Ñora. Piterman kanpora!

sintomático dijo...

Ayer estuve con ella. No sabía lo de Austria. Bueno, a su vuelta comentamos el plan, el libro y lo poco que renuevas tu blog.

Rfa. dijo...

Alta fidelidad me fascinó cuando tenía 20 años y era un comprador compulsivo de discos. Me gustó tanto que inmediatamente me compré About a boy, y fue tal la decepción que borré a Hornby de mi mente. De hecho, ni siquiera sé si he leído algo más suyo. Por increíble que parezca, me suena que hay un tercer título por ahí que he olvidado por completo. ¿De verdad hace cosas interesantes ahora?

sintomático dijo...

Sí, las hace. Pero si no te gustó Alta fidelidad (¿cómo pones las cursivas?) apaga y vámonos. He leído además Cómo ser buenos y 31 canciones. Y me gusta. Otro británico a tener en cuenta es Ian McEwan (para no perderse, Expiación).

sintomático dijo...

Perdona, Rfa. me he confundido con Alta fidelidad y About a boy. Esta no la le leído. Si tienes interés en recuperar a Horby entra en Cómo ser buenos o En picado.