jueves, 14 de diciembre de 2006

"No al yo"


De camino al garaje veo un grafiti en la pared lateral de una clínica oftalmológica. Ayer lo fotografié con el móvil. Unos días lo miro y pienso: "¡Qué tontería!". Otros, en cambio, me digo: "Sí, eso, eso, no a la autoridad, no a los jefes, no a los árbitros, no a la policía, no a los presidentes...". Y luego me río. Qué adolescente, qué tontería sintomática. Recuerdo aquella clase de ciencias sociales en el colegio, cuando nos explicaban los sistemas de gobierno y cuestiones de política: democracia, soberanía, aristocracia, anarquía. Nos mirábamos de reojo y nos decíamos: "¡Eh, tío, yo soy anárquico, cómo mola!".

A veces las pintadas y los mensajes callejeros te despiertan o te dan esperanza en un momento bajo. Otras, te hacen reír. La mayor parte, nada. Sobre este género, y mucho más, Jose Antonio Millán es único. Aquí tenéis una de sus perlas. Todo un clásico.

Una de las mejores pintadas la vi este verano, en Alhaurín el Grande: "Yo no creo en Dios, Dios cree en mí".

3 comentarios:

Nahum dijo...

José Antonio Millán tiene tantas perlas que hasta la Castafiore podría hacerse un lindo collar.

Mi pintada favorita, en un pupitre de Oxford:
"La sabiduría me persigue... pero yo corro más rápido".

Anónimo dijo...

En estos días de incontinencia legislativa y desmemoria histórica, me ha gustado una pintada que he visto por las calles de Harvard: "Nuestros sueños no caben un vuestras urnas". QM

Furby dijo...

A mi el dibujo me parece un poco autoritario, una mano cogiendo a la otra, además dice tajantemente que NO, debería contemplar que haya gente que le guste la autoridad.