viernes, 22 de septiembre de 2006

Volantazo


Hace años un viejo amigo y un servidor desarrollamos la Teoría del Volantazo. Dicha teoría era la culminación lógica de las Teoría del Sótano y Teoría del Medio Gas. Pero esas son otras lecciones. ¿A qué viene, entonces, la Teoría del Volantazo hoy 22 de septiembre de 2006? Es sintomático: acaban de decirme que tengo un nuevo trabajo. El sueño de anteayer se ha cumplido, con cierta trampa, por supuesto, pues ya me lo esperaba. Es hora de agarrar el volante, girar 45 grados rumbo noreste y sentir en la palma de las manos las vibraciones de las ruedas agarradas a la carretera a 140 kilómetros por hora. El viaje continúa.

6 comentarios:

una víctima colateral dijo...

Sí, muchas cosas raras: ese "pues ya me lo esperaba", ese "amigo" que no tenía ni idea de nada, esos "140 kilómetros" por los que te multarán...

Todo muy sintomático, en efecto.

sintomático dijo...

La víctima que escribe es tan 'colateral' como 'propiciatoria' en toda esa lista de síntomas vitales. Gracias.

carrilbici-ya dijo...

Ya sabes "Rumbo fijo y adelante que es lo que ahora impera, luz verde para los sueños que ahora despiertan...."

Anónimo dijo...

Yo también tengo experiencia reciente en dar volantazos... Y merece la pena, de todas todas. QM

2toievski dijo...

Ya sabes lo que opino del volantazo por el volantazo: que siempre acabar en colisión.
Confío en que esto no sea un volantazo sino un cambio de rumbo siguiendo los más elementales principios de la conducción.
Aunque es cierto que las colisiones nos ayudan a conducir mejor en el futuro. Si aún podemos conducir.
Suerte.

Atlas dijo...

A mi megusta más la teoría del adelantamiento, es señal de avance y de coger velocidad, con la vista más despejada, pero sin necesidad de cambios bruscos y como sin mirar atrás. espero enterarme de cual es ese estupendo nuevo trabajo.