miércoles, 20 de septiembre de 2006

Besos

Fue antes del partido en Lyon. Los dos equipos estaban hacinados en el pasillo de vestuarios. Unos, concentrados. Los otros, besándose. No tengo nada en contra de los besos entre hombres. Besar a tu padre, a tu hermano, a tu primo, a un buen amigo en un momento especial... Pero no me beso, cada día, antes de empezar a trabajar, con el conserje del edificio, con el colega de la primera mesa del departamento ni con el jefe (con barba incluida). Los besos de los jugadores del Madrid son sintomáticos.

¿De qué?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Claramente quieren dar la imagen de quererse mucho como equipo, pero queda francamente mal y muestra más bien poca seguridad en ellos mismos y un sentimentalismo exagerado.Es "sintomático" de la sociedad, tanta prensa rosa, revistas del corazón y blandenguería en general.
Me ha gustado mucho el nombre de sintómatico.

juanps dijo...

Y los del Barça, ¿qué?
Mucho me temo que habrá que acostumbrarse a que los hombres vayamos besandonos por ahí constantemente. En Italia ya lo hacen y ya se sabe que ellos marcan la moda.

sintomático dijo...

No quería convertir esto en una polémica "cultura Barça" vs "cultura merengue". De todos modos, juanps, mira bien los partidos. Deco, Iniesta, Eto'o y compañía no se besuquean como Ramos, Guti, Raul, Becks... Se abrazan.