martes, 10 de febrero de 2009

Al menos, sincero



Un amigo de Fátima, Juan Carlos (Nicaragua), hizo estas fotos en Sevilla en un viaje por el sur de España. Remata su sinceridad con el cartel de "para más cerveza". Camufla a su perro, no quiere avergonzarle. Se adorna con la época. Y reconoce su posterior resaca. Un tipo sincero.

Al ver las fotos, recordé Ingenio, un relato de García Avilés, escritor de microcuentos y autor del blog El Nautilus:

-----Ingenio-----
Un barbudo de unos 35 años sostenía un cartel en el metro: “Mi único crimen es tener hambre. No me importa que la gente no se pare a mirarme. No me importa no poder ducharme. Ni pasar frío. Lo que de verdad me importa es estar solo”. Esa mañana le contraté como creativo en mi agencia. A los tres meses ganamos la campaña de Airbún y poco después una idea suya fue León de Oro en Cannes. La semana pasada tuve que despedirle: era demasiado bueno.
----

1 comentario:

desaparecido dijo...

Son viejos conocidos...

Lazy Beggers