martes, 25 de septiembre de 2007

Professor Boba

Ayer, 24 de septiembre, en el parabrisas, encontré un anuncio como ese. Durante los últimos cinco años me he topado con cartelitos de ese tipo, de otros curanderos, de otros colores. Los imagino vestidos con largas túnicas floridas o de color lila, en habitáculos recargados de manteles y cortinas, en penumbra, con olor a incienso y marihuana.

Iba a escribir sobre este Professor Boba, pero antes de ponerme tecleé en google su nombre. El primer resultado me llamó la atención. Un alma gemela portuguesa (um, me gusta imaginar que ella es portuguesa), aficionada, al parecer, a la jardinería, encontró un anuncio similar el pasado 10 de agosto. El texto tiene algunas diferencias, no será lo mismo tratar la depressão portuguesa que la impotencia sexual española, claro. En uno arregla los problemas en tres días y en otro en siete. En general preferiría estar malo allí, fijaos qué placer: saúde, aproximação de pessoas amadas com rapidez, maus olhados

En cualquier caso, lo llamativo es que este hombre viaja por la península ibérica y deja un rastro de anuncios en los coches. El mío estaba en el parking de la universidad Miguel Hernández, donde trabajo. El Professor Boba apunta alto, claro. Portugal, Elche… Me gustaría saber cuál será el próximo destino.

¿Alguien ha visto alguno de sus anuncios?

Sí, he tachado el número: ¡este es un blog que no se vende!

10 comentarios:

Marta dijo...

¡¡Juas juas!! ¡¡No te vas a creer pero... en Bilbao también!! Hace unos meses.
El papel además tenía una foto del sujeto encima del texto. Claro que, siendo fotocopia y B/N, se le intuía a duras penas...
¡¡Pocas bromas hicimos con aquéllo!!

sintomático dijo...

¡Lo sabía! Seguro que es una secta desperdigada por toda la península. En el fondo, todos somos un poco Professor Boba.

De todos modos, es normal que la fiebre empezara en Bilbao, el centro del mundo.

María dijo...

En madrid hay miles de estos... no se si son todos del professor Boba... pero he visto miles de estos papelitos...

¡¡¡viva la nueva entrada!!!

Ander Izagirre dijo...

No es una secta, es una franquicia. Yo mismo estuve a punto de convertirme en el profesor Boba de Donosti, pero en la entrevista final me dio la risa y le concedieron la franquicia a cierto cronista futbolero local.

Soluciona todos tus problemas: amor, dinero, trabajo. ¡Viva Boba!

Á. Matía dijo...

"Incluyendo los casos perdidos. Amor. Dinero. Trabajo."

Yo cambiaría la puntuación

Incluyendo los casos perdidos: amor, dinero y trabajo.

Por suerte (o desgracia), yo aún no me lo he encontrado en mi coche

Un fuerte saludo

Nahum dijo...

Yo aún no me he encontrado con ningún professor Boba, pero sí con mucho profesor bobo.

¡¡Bien por esa rabia del final, insobornable, arggggg!! ¡Este blog no se vende!

Claro que no.

Walter Kung Fu dijo...

En un tiempo pasado recogí de largas túnicas floridas o de color lila y a diario un papelito de ésos a la salida del metro Nuñez de Balboa, Madrid.

Sintomático, me gusta mucho tu humor.

Á. Matía dijo...

Menos mal que no se vende... Por eso yo cada vez que entro en este blog me aparece una ventanita de publicidad con viajes, un mp3, coches...

No sé...

sintomático dijo...

¡Pues yo no veo ni un duro! Lo que comentas, Á. Matía, debe de ser culpa de BLOGGER.

J. dijo...

A mi me gustó el cartel del Maestro Sano. Curandero de magia negra. Afrovasco, que debía ser. Experto en echar mal de ojo y barrabasadas por el estilo.