martes, 19 de diciembre de 2006

Campañas por la culata


En uno de los paneles de mi departamento encuentro este cartel. Lo fotografío con el teléfono móvil. Y luego pienso. La frase tiene su gracejo, doble sentido y buena intención. Sin embargo, el planteamiento de la campaña me malicia. Décadas apuntando en la misma dirección y muchos tiros por la culata. ¿Qué está fallando?

Utiliza la goma... ¡Borra el sida!
Utiliza la droga... ¡Borra tu aburrimiento!
Utiliza la guerra preventiva... ¡Borra la dictadura!
Utiliza la píldora... ¡Borra al feto!
Utiliza la pistola... ¡Borra tu desesperación!
Utiliza la ley... ¡Borra la historia!
Utiliza la represión... ¡Borra el paganismo!

No tengo claro por qué escribo esto. No sé si me explico.

11 comentarios:

Nahum dijo...

Te explicas, te explicas.

Ummm, tema interesante y siempre espinoso.

No lo tengo claro. Debo darle vueltas.

¿Alguien ayuda?

Anónimo dijo...

Nunca he comprendido las razones contra los preservativos. Pero, por no llevar el debate a los argumentos más sobados, vamos a precisar un poco el asunto: ¿cuáles son esos tiros por la culata a los que te refieres? ¿Qué fallos?

Ander (blogspot lleva días sin dejarme firmar)

sintomático dijo...

Investigaré lo de las firmas, Ander, ¿te ocurre sólo en este blog?

Mi queja no es contra los preservativos. Que quede claro eso. Los datos sobre aumento de casos, contagios y muertes son los tiros por la culata, tanto aquí como en África. Mi sospecha es que la política (en singular) de prevención sólo se enfoca de una forma. No se han promocionado actitudes y comportamientos que eliminen el riesgo completamente: educación sexual basada en la responsabilidad y el amor (suena cursi, lo sé). Algunos optan por la monogamia, por ejemplo. Otros por retrasar el inicio de las relaciones sexuales.

El problema es complejo. De todas formas, si tuvieras que educar a un hijo o una hija de 14 años, ¿te basta un cartel, un eslógan divertido?

Anónimo dijo...

No conozco los datos, no sé si realmente los casos de sida aumentan, si han tenido algún repunte dentro de una tendencia de bajadas o si el problema está bastante bien controlado. Controlado aquí, claro, porque lo de África es tremendo. Recuerdo cartelones en la capital de Yibuti que incidían en esa educación sexual que comentas: "Un solo contacto sexual puede bastar para contagiarse", "Procura mantener relaciones siempre con la misma pareja"... Y a la vez, aquella monja colombiana que llevaba seis años dejándose la vida en una aldea de las montañas, azotada por una terrorífica mortandad infantil y el sida, que repartía condones y píldoras anticonceptivas entre los vecinos de la tribu. Dile a esa monja que los condones no son infalibles, que a veces alguno se rompe o se usa mal, o que fomentan la promiscuidad, o que sería mejor que se esforzara por inculcarles la castidad y la fidelidad. Aquí, en nuestro entorno, escuché cómo alguien juzgaba a esa monja con un reproche aliñado con unas gotitas de condescendencia, y me sonó tan mezquino... Incluso decidió que era mejor que esas historias no se leyesen.

En fin, que me voy del asunto. Estoy de acuerdo contigo, sintomátic, no bastan los eslóganes ingeniosillos. Las campañas públicas (como los centros educativos, las familias...) deberían recordar que la promiscuidad es un factor de riesgo, deberían fomentar eso que dices de las relaciones basadas en la responsabilidad y en el amor (bueno, si es que eso se puede fomentar; pero al menos supongo que se podría enseñar a valorarlo, porque llama la atención que cada vez seamos más pastelosos y que luego esas ideas suenen cursis). Y además de estas ideas, las campañas también deberían recordar, como hacen ahora, que el condón es una de las mejores medidas para evitar los contagios.

Y luego que cada uno haga lo que mejor le parezca. Hombre, sí, que actúe con prudencia y no fastidie a los demás. Que opte por la segura pero aburrida abstinencia (o por la abstención, como escribió hace poco un lector en una carta a El País), por la monogamia (ojo, se puede ser monógamo consecutivo, como dice un amigo) o por la ictiofilia, si le place.

(Sobre lo de educar a un hijo o una hija de 14 años. Dice el padre: "Hijo, me gustaría que habláramos de educación sexual". El hijo: "Sí, dime, ¿qué quieres saber?".)

Ander

sintomático dijo...

Bueno el chiste. Realmente me parece que haces un repaso interesante del tema. Recuerdo bien la historia de la monja en una de tus exposiciones. Estoy también de acuerdo en los matices y en los puntos que añades a mi visión del cartel. Esto no se resuelve con dos o tres orientaciones morales, ni mucho menos. Además, las orientaciones siempre vienen desde el mismo rincón. Muchas veces se malinterpretan y otras son contraproducentes.

Lo que quiero decir es que las campañas de 'eliminación de riesgo' deben estar presentes. Limitar la solución a este problema exclusivamente con la promoción del preservativo es pobre. Se ha demostrado que no es infalible.

Te paso una entrevista que he cazado rápidamente en la web, de alguien que puede ser sospechoso para algunos por el lugar desde el que trabaja. Creo que si leemos con atención las respuestas podemos entender algo su asrgumentación. http://www.unav.es/preventiva/otras_publis/sida/entrevista_librosida.pdf

Repito: no se trata de condenar ni repudiar el preservativo. No es infalible, pero habrá ayudado. Se trata, más bien, de poner en duda la promoción indiscriminada de comportamientos y prácticas de riesgo, a públicos heterogéneos, sin medir el mensaje ni combinarlo con otros argumentos educativos.

Me gusta que me exprimas, Ander Pressure.

Nahum dijo...

Muy interesante ambos. Yo aún estoy pensando, pero veo que esto va más acelerado que la leche. Cuando termine de reflexionar, estaremos ya pensando en los regalos de Reyes.

De todas maneras, Sintomático, has perdido una buena oportunidad para el esgrima verbal que tanto adora Ander:

"Repito: no se trata de condenar ni repudiar el preservativo". Si hubieras puesto "condonar" te hubieras salido...

Ander Izagirre dijo...

Jobá, Nahum, es que pensando no tiene mérito, así cualquiera.

sintomático dijo...

Se me han ocurrido otros, pero iba rápido y no quería enzarzarme.

Por cierto, ya aparecen las firmas, como podéis ver.

Ander Izagirre dijo...

Se me olvidaba: no he conseguido llegar a esa entrevista que citas, no me abre la página.

nomeacuerdo dijo...

Esto lleva camino de convertirse en el blog de Arcadi Espada, por lo menos.

sintomático dijo...

Sí, últimamente hay demasiada deconstrucción de la palabra impresa, nomeacuerdo.

Ander, a mí sí me funciona: http://www.unav.es/preventiva/otras_publis/sida/entrevista_librosida.pdf