martes, 26 de septiembre de 2006

Bodas


El sábado pasado estuve en la boda de un viejo amigo, José María (Madrid). El sábado que viene estaré en la boda de José Luis (Murcia). Y el lunes recibí la invitación de Boda de Andoni y María, dos viejos amigos de Pamplona, que se casarán en noviembre. En una semana, tres grandes alegrías. Lo curioso es que estos enlaces que se cruzan en el presente simbolizan parte de mi recorrido vital. La gente se casa. Es sintomático.

8 comentarios:

Una víctima colateral dijo...

"la mayor causa de divorcios es...

Una víctima colateral dijo...

... el matrimonio" (Groucho Marx)

sintomático dijo...

Sería un buen momento para rescatar aquel poema de D'Ors sobre la vida cotidiana del matrimonio.

Pero no, dejémoslo estar, hay que tener ilusión en las cosas.

Nahum dijo...

Mi pierna y mi estancia en el hospital, bien, gracias.

¿Tu volantazo? Como fue el cambio de aceite antes de coger la A-7, ¿hubo bronca en la antigua gasolinera? ¿Te pusieron algún freno? ¿Te llenó el viejo mecánico el coche de trampas?

Cuanta vorágine, eh. No sé ni como sacas tiempo para escribir en este blog...

sintomático dijo...

No te pregunté, pero me acordé el lunes por la mañana. Y eso que tuve una jornada, como puedes imaginarte, dura: comunicar la decisión, salir del pit lane y acelerar a toda pastilla.

Ander Izagirre dijo...

Acabo de descubrir este blog y... anda la mar: ¡zipi y zape together again!

sintomático dijo...

¡Qué alegría tenerte como lector otra vez! Espero que no encuentres Al Gores salpicados ni a Gardel bailando flamenco.

Ander Izagirre dijo...

¿Has cambiado de mail, Miguelón? Yo tengo el de la UCAM. Si es así, envíame el nuevo, plis, que no te quiere perder la pista.